Para entrar al sistema educativo se deben realizar diferentes tipos de pruebas que se justifican por la seguridad de los estudiantes y la calidad de la educación. Una vez adentro, y en cualquier nivel, un profesor debe enfrentarse a una diversidad de actividades que le ocupan toda la jornada de trabajo. Las actividades que se desarrollan incluyen docencia pura, consejería, marketing, psicología, estadística, investigación, seguimiento, eventos, coreografías, reemplazos, vigilancia, limpieza, capacitación, etc., etc., etc.

Todo en el sistema educativo debe tener un respaldo, un sello, una certificación, una garantía puesto que hay que velar por la calidad de la educación y la carrera docente. Todo está muy encuadrado en estándares, objetivos de aprendizaje, y resultados que demuestren que la educación es efectiva. Los profesores, estudiantes, y padres de familia que ya están adaptados al sistema educativo miden todo en término de resultados.

“El sistema educativo se convulsiona y se inquieta…”

El sistema educativo se evalúa y se cuestiona por ejemplo sobre la educación en___________(reemplace el espacio por el país de turno), y se convulsiona, y se inquieta porque las cosas no suceden como en otros lugares. Y llegan las tecnologías a poner la cereza en el pastel del sistema educativo porque lo interrogan con detector de mentiras y suero para la verdad, ¿Qué sucede? ¿Qué siente? ¿Por qué sigue igual que antes? Y le sugieren, y le venden, y le convencen de que con esta, con esa, con otra herramienta todo puede cambiar.

¿Y cómo cambia el sistema educativo? ¿Es una oruga? ¿Es un anfibio? ¿Comienza a evolucionar? ¿Pasa por un ciclo? Se escuchan voces que dicen que sí, que ya no es igual que antes, que ha mejorado. Ahora el sistema educativo es más abierto, funciona como una galaxia, gira en torno al estudiante. Y si todos giran en torno al estudiante, ¿le hacen brillar? ¿Lo ven como un sol o como un agujero negro que se devora la energía de todo a su alrededor?

El sistema educativo, en su descendencia, va dejando instituciones buenas y malas, como en toda familia. Aquellas que entendieron las enseñanzas van haciendo camino, dejando semilla, inmortalizándose para la eternidad. Pero, aquellas que desobedecen, que se resisten, que se rebelan sin causa, se convierten en ovejas perdidas que el sistema educativo busca para salvar.

Y así el sistema educativo va dejando su legado por el mundo, a ustedes y a mí.

Deja un comentario