Hoy más que nunca es fundamental para los niños adquirir habilidades digitales, puesto que esto los prepara para su vida profesional. Según Park (2016) las habilidades digitales deben ser parte de un programa educativo integral que permita un acceso equitativo a la tecnología, y combatir de esta forma la desigualdad y las diferencias socio económicas.

Las herramientas tecnológicas deben ser concebidas de otra forma por los profesores, no pueden ser simples herramientas de soporte a la educación, por el hecho de ser parte de la vida diaria de los ciudadanos, la tecnología debe ser un medio que permita el desarrollo de los estudiantes.

En su artículo, Park (2016) menciona que hoy en día se habla de la inteligencia digital (ID) a la facilidad que tiene una persona para relacionarse con los medios digitales; dicha inteligencia digital se compone de tres niveles

  • Ciudadanía digital: uso seguro, responsable, y eficaz de la tecnología.
  • Creatividad digital: creación de nuevos contenidos digitales
  • Iniciativa digital: saber crear nuevas oportunidades por medio de los medios digitales.

Sin embargo, de estos tres niveles, la ciudadanía digital es la que menos se promueve, y en su lugar las instituciones educativas dan más importancia a la creatividad digital mediante la robótica, programación, y la alfabetización de medios. Para Park, la ciudadanía digital es fundamental y es necesario enseñarla desde el primer momento en que los chicos tienen contacto con los dispositivos digitales.

Entre los profesores se cree que los estudiantes aprenderán la ciudadanía digital con el tiempo por el hecho de la simple manipulación de los dispositivos, pero existe un desconocimiento general entre padres y comunidad educativa sobre su importancia.

Es común que los chicos comiencen a usar dispositivos digitales cada vez a más temprana edad y por lo tanto están expuestos a problemas de acoso, cyberbulling, pornografía, problemas de adaptación social, etc. Sin embargo, padres y profesores desconocen que lo que necesitan enseñar sobre ciudadanía digital.

Educar para la ciudadanía digital implica contar con mecanismos efectivos que despierten la reflexión en los niños sobre sus debilidades y fortalezas acerca de la interacción digital, para esto es importante crear programas de educación que involucren a directivos, profesores, padres, y estudiantes con el objetivo de establecer un acuerdo educativo general que permita educar ciudadanos digitales responsables y de éxito.

Entonces, ¿que se debería enseñar sobre ciudadanía digital? Park (2016) describe los siguientes componentes que se representan en la siguiente infografía:

Deja un comentario