Organizaciones educativas y su presencia en Internet

Esta entrada es una reflexión sobre la presencia que tienen las organizaciones educativas en Internet a través de redes sociales; muchas instituciones utilizan principalmente Facebook para interactuar con la comunidad y dar a conocer las actividades que realizan. En este caso presento el PLE y el análisis de una organización que trabaja en favor de la niñez y a la cual dí un curso de competencias digitales el año anterior. Como parte de un diagnóstico inicial se les explico lo que era un PLE y se les solicitó que trabajen de manera colaborativa para que elaboren un mapa de las herramientas que utilizan para buscar información, comunicarse, organizar y crear contenido, el PLE quedó como se aprecia a continuación:

Se puede observar que para ser una organización con un número importante de empleados la cantidad de herramientas que utilizan es un poco limitada, por esta razón el curso se enfocó en darles a conocer que otras herramientas les podían ayudar a mejorar sus competencias digitales.

Análisis de la presencia de la organización en redes sociales

Por otro lado, se ha procedido a hacer el análisis de la presencia de la misma institución en redes sociales y se encontró lo siguiente:

  • La tasa de respuesta no es adecuada.
  • No interactúa con otras páginas en Facebook.
  • No tiene un tiempo de respuesta adecuado para sus clientes.
  • La herramienta Likealyzer recomienda que la organización puede mejorar la cantidad de contexto e información que se ofrece a los visitantes.
  • La misma herramienta sugiere que se podría mejorar la actividad para poder llenar las expectativas de sus seguidores.

Considero que esta herramienta para analizar la presencia en Internet, además de ser gratuita, es muy útil para proporcionar información sobre como se está manejando la presencia en redes sociales. Es importante aprovechar el potencial que ofrecen las redes si es que se requiere dar a conocer lo que se hace en favor de la comunidad educativa.

Usar vs Integrar tecnología

El término “uso” se refiere a la acción de “usar” que significa hacer servir una cosa para algo, según el diccionario de la REA, y que se hace habitualmente. Muchas ofertas de formación docente en TICs se refieren al “uso” de la tecnología en la educación. Pero, ¿quienes usan las TIC habitualmente en la educación? ¿Los profesores? ¿Los estudiantes?. Hoy en día muchos usamos la tecnología habitualmente, para chatear, para revisar las redes sociales, para revisar nuestro correo, etc. ¿Y como se usa para enseñar?

Si la tecnología se USA para enseñar, de manera habitual, entonces se pueden mencionar algunos casos:

  • Usar un proyector para mostrar un vídeo o una presentación.
  • Usar un blog para publicar una webquest.
  • Usar Google drive para compartir documentos con los profesores y estudiantes.

En todos esos casos, el uso significaría que habitualmente el profesor utiliza la tecnología para comunicar algo.  Si el profesor quisiera ligar ese uso a un objetivo de aprendizaje tendría que pensar en describir el objetivo de aprendizaje con algún verbo de la taxonomía de Bloom actualizada.

 

Fuente: https://gesvin.files.wordpress.com
Fuente: https://gesvin.files.wordpress.com/2014/11/bloom-infografia-la-rueda-de-la-pedagogia-ver3-espac3b1ol.jpg

Esta actualización de la taxonomía especifica que los estudiantes utilicen la tecnología para, en primer lugar, crear contenidos apoyándose en habilidades fundamentales del conocimiento.  Además, la taxonomía de Bloom se la ha relacionado con el modelo SAMR para lograr que los profesores no solo usen la tecnología, sino que vayan más allá, y la integren a sus prácticas de enseñanza.

Entonces, cuando se habla de “Integrar” (completar un todo con las partes que faltaban según la REA) tecnología se está hablando de complementar la enseñanza con lo que actualmente se necesita para acortar esa brecha de apropiación que afecta a la sociedad del siglo XXI. Por lo tanto, habría que dejar de hablar del “uso” de la tecnología en la educación para más bien referirse a su integración, y hacerlo con el enfoque pedagógico que ello conlleva.

Integrar tecnología es más profundo que simplemente usarla, implica un cuidadoso análisis de diferentes factores que están estrechamente ligados a objetivos de enseñanza, y también tiene que ver con modelos de integración que ayuden a los profesores a evaluar en que grado se están produciendo transformaciones en el aprendizaje de los estudiantes.

Referencias

Whitehead, B., Jensen, D., & Boschee, F. (2013). Planning for technology. Thousand Oaks: Corwin Press.

Sunkel, G., Trucco, D., & Espejo, A. (2014). La integración de las tecnologías digitales en las escuelas de América Latina y el Caribe. Santiago: Naciones Unidas.

 

¿Es útil la tesis (o proyecto de investigación)?

Todos quienes hayan tenido la experiencia de realizar una tesis, ya sea de pre o pos grado, han escuchado a sus directores decir que el documento debe ser elaborado con rigor científico. Sin embargo, algunos mentores recomiendan no incluir otras tesis en la investigación puesto que carecen de rigor científico. Se oye como un trabalenguas o una premisa aristotélica que queda planteada a continuación:

“No es cierto que todas las tesis tienen rigor científico, pero algunas tesis si deben tener rigor científico”

 people-882078_640

¿Se entendió?

Lo cierto es que las tesis ( o proyectos de investigación como las han bautizado recientemente) son el terror de los estudiantes y profesionales. No solo porque existen vacíos en la pedagogía de la investigación, sino porque se la considera muchas veces como una pérdida de tiempo. ¿Por qué? Porque después de tanto sudor y lágrima queda en el olvido, su rigor científico no es reconocido.

Y entonces, ¿Para que sirve una tesis (o proyecto de investigación)? ¿Para investigar la realidad? ¿Para resolver problemas? A menos que promueva un emprendimiento, en el común de los casos sirve solo para lograr el tan ansiado título.

books-408220_640
Tesis olvidadas en estantes. Fuente: www.pixabay.com

Pedagogicamente hablando, no se motiva al futuro o activo profesional a investigar, no se le hace ver el beneficio que la tesis (o proyecto de investigación) le proporciona al profundizar sobre un tema de interés o sobre una problemática, y que le ayudarán a mejorar sus practicas profesionales para contribuir al desarrollo de la sociedad.  Carlino (2005) indica que el contexto en que se desarrolla una tesis, los estudiantes o profesionales muchas veces carecen de guías y herramientas que contribuyan a autorregular el trabajo.

“Hacer una tesis es usualmente el camino para iniciarse en la cultura de la investigación” Carlino (2005, p. 7).

Hay que reconocer que se hacen intentos, se habla ahora de materias integradoras, se ofrecen cursos de redacción científica, etc. Pero hay que ir más allá, hay que plantearlo como una forma de especialización de los últimos años o ciclos, algo similar a como se trabaja en los doctorados, reflexionando, observando lo que sucede en el área profesional futura o actual, pensando en que hay que resolver, descubriendo como evolucionar como profesional.

¿Será que algún día se verá a la tesis (o proyecto de investigación) con otros ojos?

Biografía:

Carlino, P. (2005). La experiencia de escribir una tesis: contextos que la vuelven más difícil. Anales del Instituto de Linguística, xxiv, 41-62. Recuperado de http://www.aacademica.org/paula.carlino/196.pdf

Ruiz, C. (2005). Enfoque estratégico en la tutoría de la tesis de grado: un modelo alternativo para aprender a investigar en Posgrado. Sapiens, Revista Universitaria de investigación, junio, 61-83. Recuperado de http://www.redalyc.org/pdf/410/41060105.pdf