El community manager educativo

Actualmente la mayoría de los colegios tienen presencia en Internet a través de páginas web, Twitter, o redes sociales con el objetivo de dar a conocer sus actividades, interactuar con la comunidad, y ofrecer sus servicios de educación. Esta nueva tendencia ha dado origen a un nuevo rol en la comunidad educativa, la del community manager.

¿Qué es un community manager?

Un community manager es la persona que se encarga de darle visibilidad a una marca, hablando en términos de marketing. En el ámbito educativo sería la persona que tiene como función darle presencia a la institución educativa en Internet utilizando canales de comunicación como Twitter o Facebook y haciendo uso de diferentes herramientas para generar contenido.

¿Que cualidades debería tener un community manager educativo?

Se recomienda que la persona elegida para esta función tenga un alto nivel de habilidades digitales que le permitan desenvolverse sin problemas en redes sociales, que conozca sobre tecnología, y que esté al tanto de las herramientas digitales que le ayudarán a generar contenidos sobre las actividades que realiza la institución a la que pertenece. Además, debe poseer excelente competencias de lectura y redacción para producir textos de calidad y con propósito informativo. Otra cualidad importante es la capacidad de analizar críticamente la información, verificarla, y ser capaz de demostrar empatía y técnicas de comunicación para interactuar con la comunidad.

Las autoridades de los centros educativos deben estar conscientes que el rol del community manager no es tan simple ya que debe estar en capacidad de gestionar la gran cantidad de información que circula en la red; además, la generación de contenido es una tarea que implica una adecuada planificación y tiempo. Por lo tanto, no se puede pensar que ser community manager es una actividad que sirve para completar el horario de trabajo de un profesor, al contrario, es una responsabilidad muy grande ya que la imágen de la institución se proyecta a través de las acciones que lleva a cabo el community manager educativo.

Fuentes:

El community manager en los colegios

El community manager educativo

¿Cómo nos manipulan en Internet?

Internet nos ofrece muchos beneficios pero también nos expone a muchos riesgos, no solo de tipo criminal, también de manipulación de nuestras creencias y conductas. Hoy más que nunca, la humanidad está expuesta a una nueva forma de esclavitud, estamos a merced de aquellos que tienen el poder de controlar los medios y pagar para que se difunda cualquier tipo de noticia. Todos sabemos que los medios de comunicación siempre han sido criticados por la parcialidad con la cual manejan las noticias ya que siempre vemos más de un cierto contenido que del otro; hoy en día, gracias a Internet ese facilidad para manipular la información se ha incrementado increíblemente.

En muchos países hemos podido ver como se lanzan a la web toda clase de ideas a una velocidad impresionante con el único propósito de encender la hoguera de la mentira, la burla, y el desprestigio. Esta forma de difundir información falsa se aprovecha y hace fácil uso de los jóvenes quienes son ávidos consumidores de los medios sociales, y es sorprendente la escasa oferta de programas de educación que ayuden a los ciudadanos a aprender como filtrar la información.

Un nuevo termino: el astroturfing

Según Wikipedia, el término astroturfing se refiere a: “campañas de relaciones públicas en el ámbito de la propaganda electoral y los anuncios comerciales que pretenden dar una impresión de espontaneidad, como nacida de una fuerte relación con el entorno social”. Hablando en cristiano, son campañas publicitarias que se difunden para esconder una acción política o comercial y mostrarla como si fuera una reacción propias de las personas. Por ejemplo, alguien lanza un rumor sobre algún hecho de corrupción en forma de noticia y la comparte, mostrando un sentimiento de indignación para atraer a los demás y lograr que se difunda en las redes sociales. Las entidades o personas que lanzan esas campañas se conocen como astroturfers o intoxicadores porque su objetivo es sembrar la discordia entre las personas y no permitir un análisis objetivo de la información.

Actualmente esta práctica está muy extendida en muchos países y sus principales victimas son los jóvenes quienes no conocen estrategias para analizar la información, identificar características de las páginas falsas, y verificar las fuentes. Pero no solo los jóvenes son presas fáciles del astroturfing, también lo son los adultos que no tienen habilidades digitales para gestionar la información que reciben. Es muy común ver en redes sociales como se comparte todo tipo de información política o científica sin el menor análisis, generalmente ni siquiera se toman la molestia de leer la noticia completa y si lo hacen no van más allá del contenido, no buscan el posible origen de la información.

¿Cómo contribuyen los consumidores de redes sociales al astroturfing?

Todos conocemos la variedad de tests de personalidad que circulan en Facebook y que nos invitan a saber cosas como ¿Te sientes tristes con frecuencia? ¿Cómo reaccionas ante el peligro? ¿Realizas tus tareas a tiempo? ¿Eres romántico? etc. Pues bien, según un artículo publicado en el New York Times, existe una empresa llamada Cambridge Analytics que durante muchos años ha utilizado Facebook para construir perfiles psicológicos de posibles seguidores de políticos candidatos a la presidencia, en este caso, en Estados Unidos. En pocas palabras, la información que los fanáticos de esos cuestionarios ponen en Facebook les permite a los astroturfers captar victimas para mostrar la información que les interesa difundir; por eso la próxima vez que vea en su perfil una noticia inquietante ya sabe ahora como le ha llegado.

Otra forma de sembrar discordia es mediante la creación de grupos de seguidores en Facebook, un ejemplo es el caso de una unidad de fuerzas especiales de la armada británica quienes han utilizado la popular red social para incitar a las personas a reaccionar y participar en guerras informativas de oposición, en este caso contra la guerra en Afganistán.

Sin ir más lejos, en Ecuador, las redes sociales fueron un hervidero de chismes y noticias falsas que en las pasadas elecciones se divulgaron para desprestigiar a los principales candidatos. Hoy en día vemos como los ciudadanos se enfrentan todos los días en las redes sociales con insultos cada vez más agresivos que al final no resuelven nada más que alterar la paz y la convivencia digital.

Gracias al poco interés por aprender sobre temas como cultura digital, competencia digital, ciudadanía digital, es muy fácil ser presa de los intoxicadores de redes sociales. Se hace urgente que padres de familia y educadores tomen conciencia sobre la importancia que tiene la formación personal en el uso eficaz y responsable de la tecnología y abandonen esos prejuicios de que los jóvenes de hoy ya lo saben todo sobre tecnología, no deben ser cómplices de la manipulación digital de la información, hay que hacer algo, hay que educarse.

*Este artículo está basado en la publicación de Kelly Walsh “How they’ve been using the web to manipulate us”.

 

 

 

Educando a los nativos digitales

Desde que Prensky acuño el término “Nativo digital” para identificar a esa generación de chicos que ha crecido acostumbrados a la tecnología, se han realizado muchas investigaciones y se han escrito muchas cosas para explicar las características de estos chicos. Felipe Gértrudix junto con otros autores mencionan, en una investigación realizada sobre el tema, que los nativos digitales tienen las siguientes características:

  • Son independientes y muy activos en la creación de contenido digital.
  • Se exponen a si mismos en Internet, conscientes o no del peligro que esto representa.
  • Su exposición no se restringe a sus países de origen, interactúan con el mundo.
  • No tienen tapujos en decir lo que opinan aunque no lo expresen adecuadamente.
  • Buscan hacer mejor las cosas porque tienen ideas creativas.
  • Quieren que se los considere como personas maduras por el hecho de tener acceso a las redes sociales.
  • Quieren todo para ayer, no saben esperar.
  • No confían en información que se transmite en medios tradicionales como la televisión o la radio.
  • Confían mucho en los contenidos que circulan en Internet.

El acceso a la tecnología ha definido nuevas características en los chicos de hoy, es por eso que ahora se dice mucho de la educación que no se puede enseñar a los chicos de ahora con los mismos métodos que los de antes. Sin embargo, esto conduce a la pregunta: ¿Están padres y profesores preparados para educar a los nativos digitales?

¿Que deben saber los padres y profesores?

Ambos, padres y profesores, deben convertirse en ciudadanos digitales, esto es, personas que utilizan la tecnología de forma activa, y que a través de ese uso son capaces de participar en la sociedad para contribuir de forma significativa. Entonces, pasarse horas chateando o publicando en redes sociales no los convierte en ciudadanos digitales, por el contrario, un verdadero ciudadano digital tiene las siguientes características:

  • No solo consume información digital, aporta con contenido importante que es de ayuda para otros.
  • Sabe como acceder a diversos servicios online como pagos, compras electrónicas, compartir información, etc.
  • Usa los dispositivos digitales para comunicarse con responsabilidad y de forma proactiva, no reactiva.
  • Conoce el valor de la tecnología para la enseñanza y el aprendizaje.
  • Se comporta adecuadamente en el mundo digital, sabe como usar redes sociales, chats, foros, etc.
  • Comprende conceptos como derechos de autor o libre acceso, y sabe respetar los contenidos de otros.
  • Conoce sus derechos digitales.
  • Tiene buenos hábitos para manejar los dispositivos digitales y para administrar el tiempo de uso.
  • Conoce sobre seguridad de dispositivos y de la información y sabe proteger a otros.

En el momento en que un padre o un profesor se convierte en un verdadero ciudadano digital está en capacidad de educar a los nativos digitales. Sin embargo, la llegada de la tecnología ha sido abrupta y ha tomado a todos casi por sorpresa, de repente nos hemos dado cuenta que nuestros nativos digitales están expuestos a muchos peligros y entonces comenzamos a pensar como educarlos y protegerlos.

El primer paso, para padres de familia y profesores, es dejar de lado ese pensamiento retrógrado de que nuestros nativos digitales nacieron siendo expertos, no podemos negar que tienen destrezas, pero eso no los hace ciudadanos digitales ni les da habilidades digitales; con tristeza he podido ver como muchos chicos no saben como redactar bien un documento en word o adjuntar un archivo a un correo electrónico. Entonces, puede ser que tengan ciertas habilidades instrumentales como tomarse selfies, crear cuentas en redes sociales, configurar el celular, etc. Pero si vamos más allá muchos nativos digitales no saben utilizar correctamente el Internet y sus padres menos aún, no conocen que herramientas digitales les pueden ayudar a ser mejores en sus estudios, no saben respetar los derechos de autor, y menos aún identificar si la información es falsa o no.

Entonces, para educar un nativo digital, padres y profesores deben educarse primero. Padres, no se puede regalar dispositivos a los chicos sin tener capacidad para enseñarles como aprovecharlos y como protegerse. No basta con ponerles horarios o hablarles de respeto, hay que ir más allá, hay que aprender a conocer que significa vivir en el mundo digital, solo el conocimiento les dará autoridad para educar a sus nativos digitales.

Profesores, usar la herramienta digital de moda no mejorará el aprendizaje de los chicos. Si no se convierten en ciudadanos digitales, si no adquieren habilidades digitales, que les permitan convertirse en verdaderos mentores de sus estudiantes, no estarán educando a los nativos digitales. Decir que no tienen la infraestructura no es excusa porque ahora la tecnología permite expandir el conocimiento fuera del aula, hay que aprovechar el acceso que los chicos tienen en casa.

Hay que empezar a tomar acciones para que estos nativos digitales, que en el futuro serán padres también, y profesores algunos, sean adultos digitales saludables y sean capaces a su vez de educar a otros.

Entonces, para resumir una infografía con puntos importantes:

Hecho con Picktochart

Referencias:

Gértrudix, F. et. al. (s.f.). Una taxonomía del termino “nativo digital”: nuevas formas de relación y comunicación. Recuperado de http://www.gabinetecomunicacionyeducacion.com/sites/default/files/field/adjuntos/una_taxonomia_del_termino_nativo_digital._nuevas_formas_de_relacion_y_de_comunicacion.pdf

Heitner, D. (2016). Digital citizenship for kids starts with mentorship. Recurperado de https://www.raisingdigitalnatives.com/digital-citizenship-for-kids/

¿Qué habilidades digitales deben adquirir los niños hoy en día?

Hoy más que nunca es fundamental para los niños adquirir habilidades digitales, puesto que esto los prepara para su vida profesional. Según Park (2016) las habilidades digitales deben ser parte de un programa educativo integral que permita un acceso equitativo a la tecnología, y combatir de esta forma la desigualdad y las diferencias socio económicas.

Las herramientas tecnológicas deben ser concebidas de otra forma por los profesores, no pueden ser simples herramientas de soporte a la educación, por el hecho de ser parte de la vida diaria de los ciudadanos, la tecnología debe ser un medio que permita el desarrollo de los estudiantes.

En su artículo, Park (2016) menciona que hoy en día se habla de la inteligencia digital (ID) a la facilidad que tiene una persona para relacionarse con los medios digitales; dicha inteligencia digital se compone de tres niveles

  • Ciudadanía digital: uso seguro, responsable, y eficaz de la tecnología.
  • Creatividad digital: creación de nuevos contenidos digitales
  • Iniciativa digital: saber crear nuevas oportunidades por medio de los medios digitales.

Sin embargo, de estos tres niveles, la ciudadanía digital es la que menos se promueve, y en su lugar las instituciones educativas dan más importancia a la creatividad digital mediante la robótica, programación, y la alfabetización de medios. Para Park, la ciudadanía digital es fundamental y es necesario enseñarla desde el primer momento en que los chicos tienen contacto con los dispositivos digitales.

Entre los profesores se cree que los estudiantes aprenderán la ciudadanía digital con el tiempo por el hecho de la simple manipulación de los dispositivos, pero existe un desconocimiento general entre padres y comunidad educativa sobre su importancia.

Es común que los chicos comiencen a usar dispositivos digitales cada vez a más temprana edad y por lo tanto están expuestos a problemas de acoso, cyberbulling, pornografía, problemas de adaptación social, etc. Sin embargo, padres y profesores desconocen que lo que necesitan enseñar sobre ciudadanía digital.

Educar para la ciudadanía digital implica contar con mecanismos efectivos que despierten la reflexión en los niños sobre sus debilidades y fortalezas acerca de la interacción digital, para esto es importante crear programas de educación que involucren a directivos, profesores, padres, y estudiantes con el objetivo de establecer un acuerdo educativo general que permita educar ciudadanos digitales responsables y de éxito.

Entonces, ¿que se debería enseñar sobre ciudadanía digital? Park (2016) describe los siguientes componentes que se representan en la siguiente infografía:

4 tips para aprender con tecnología

Cada regreso a clases inicia con mucha expectativa de parte de padres, profesores, y alumnos. Este año en particular, en la costa Ecuatoriana, se estrena nuevo currículo de educación, el cual entre sus objetivos busca incorporar actividades con tecnología que ayude a los estudiantes a desarrollar sus habilidades digitales. Pero, ¿que tan preparados están los chicos para hacer uso de la tecnología o para navegar más frecuentemente en Internet?

Es verdad que los chicos de hoy están en constante contacto con los dispositivos digitales, pero muchos estudios e informes han demostrado que carecen de habilidades digitales, esto es, saber buscar información correctamente, identificar información falsa, organizar la información que encuentran para que puedan utilizarla nuevamente, crean contenidos para facilitar el auto aprendizaje.

Entonces, ¿Cómo pueden los chicos hacer un mejor uso de los recursos en Internet y aprender con tecnología?

  1. Aprender a buscar información y utilizar navegadores seguros: muchos padres tienden a pensar que escribir una frase en el buscador de Google es suficiente para encontrar información, y en efecto es lo más fácil de hacer. Pero la mayoría de estudiantes no pasa de los 10 primeros resultados de búsqueda y terminan diciendo que no encuentran nada, esto luego se refleja en una pobre capacidad para recopilar información necesaria para proyectos de investigación a nivel de universidad.
  2. Saber identificar las páginas que tienen información útil: hoy en día cualquier persona puede crear una página web y poner contenido de cualquier tema. Por esto es importante que los chicos conozcan en que tipos de páginas pueden navegar y que sepan las características que hay que buscar en una página para asegurarse que el contenido es confiable.
  3. Organizar la información encontrada: después de una intensa búsqueda en Internet los estudiantes suelen olvidar en que página encontraron lo que buscaban y muchas veces pierden el tiempo buscando nuevamente. Existen algunas herramientas digitales que permiten a los estudiantes guardar la información que obtuvieron y poder revisarla o compartirla con otros, incluso con sus profesores.
  4. Crear contenidos para el auto aprendizaje: una de las habilidades que será muy apreciada en el futuro tanto en universidad como empresas es la de poder aprender de forma independiente. Los estudiantes pueden utilizar diferentes herramientas disponibles en Internet para crear tarjetas de memoria, cuestionarios, o juegos, que les permitan repasar lo aprendido en clase, de esta forma el aprendizaje se vuelve más atractivo y eficaz.

El saber manejar el inmenso volumen de información existente en Internet no es solo un requisito básico de la alfabetización digital, sino también un ejercicio que permite que los niños y jóvenes desarrollen el pensamiento crítico y se conviertan en personas útiles a la sociedad, ya que al elevar el nivel de reflexión sobre la información que manipulan serán capaces de aportar con ideas apropiadas en cualquier ámbito en el que se desenvuelvan.

Si considera que esta información es útil puede compartirla con otros y visitar nuestra página del taller “¡Las tic me ayudan a estudiar!”, ayúdenos a formar ciudadanos digitales responsables.

Herramientas digitales y el inglés

Absolutely proud of my students at Universidad Politécnica Salesiana!

Las buenas cosas merecen ser compartidas, es por esto que hoy, en este corta entrada, quiero mostrar como las herramientas digitales pueden servir como apoyo para practicar inglés.

El objetivo de este trabajo fue practicar el uso de modal verbs para expresar las cosas que podemos y no podemos hacer, en este caso en la universidad. Se escogió Piktochart, una herramienta para hacer infografías, por su sencillez y variados recursos para realizar los productos de forma gratuita. Los estudiantes debían mostrar de manera gráfica las reglas que deben seguirse en la universidad, aula, o laboratorio. Estos trabajos se subieron en un foro en la plataforma de la universidad, en donde los estudiantes, además de compartir sus trabajos, dieron retroalimentación en inglés a los demás compañeros sobre la calidad de las infografías y sus contenidos.

A continuación pueden ver los trabajos que realizaron los estudiantes haciendo click en cada enlace:

Grupo 1

Grupo 2

Grupo 3

Grupo 4

Grupo 5

Grupo 6

Grupo 8

 

Imagen destacada: pixabay.com

Padres y profesores: ¿Cómo apoyarse en las TICs?

¿Usar o integrar TICs? Si, depende del contexto. Los padres pueden usar las TICs para apoyar a sus hijos con las tareas en casa. Por otro lado, los profesores deben integrar las TICs para extender el aprendizaje, al interior y hacia el exterior del aula.  Hay que romper con la vieja educación y pesados hábitos como la memorización, pegar figuras, y la famosa frase “vaya y consulte…”.  Sobre este último punto es necesario hacer un llamado de atención urgente a los profesores, no es posible pedirle al estudiante que se sumerja en Internet a consultar algo porque es exponerlo a encontrarse con cualquier cosa. Existen pautas, existen formas y estrategias de asignar una búsqueda en Internet, así como también existen una infinidad de herramientas digitales que brindan muchos beneficios al aprendizaje de los chicos.

La tecnología no puede ser el reemplazo de un material por otro, debe ser agente de verdaderos cambios en la forma de aprender y de hacer significativo el conocimiento.  Es por esto, que tanto profesores como padres de familia deben apoyarse en la diversidad de herramientas digitales para hacer más divertido el aprendizaje y motivar a los chicos a adquirir una cultura de iniciativa y gusto por ir más allá de lo que se les enseña.  Es necesario enseñarles a ser creadores de contenido que les represente algo valioso y en la que su participación despierte la motivación por aprender.

A continuación algunas pautas sobre como apoyarse en las TICs, tanto en la escuela como en casa.

Apoyarse en las TICs

Sobre el uso de tecnología en el aula: diferencia entre uso e integración

Hace poco leí el aporte de un lector, en un periódico local, sobre el buen uso del celular. Apoyo la idea porque sin duda la tecnología tiene un enorme potencial para mejorar los aprendizajes, aunque sobre esto hay opiniones contrarias. Hay investigaciones que dicen que a pesar del uso de la tecnología los estudiantes no han mejorado su aprendizaje, sin embargo, otros están a favor y recomiendan su uso. Personalmente defiendo la integración como algo que va más allá del simple uso de tecnología.

En una serie de cursos que he realizado sobre Políticas TIC en educación ofertados por el Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación de la UNESCO sede Buenos Aires, se nos ha entregado material valioso sobre la situación en América Latina. Existen avances en el uso de la tecnología en las aulas, pero no es un camino fácil de recorrer sobretodo porque aún existen brechas que cerrar.

Una de esas brechas es sobre la apropiación de la tecnología, los jóvenes interactúan con los dispositivos y utilizan redes sociales para comunicarse pero no generan conocimiento. Esta situación se origina en la falta de habilidades digitales, ya que aquellos que están a cargo de los jóvenes, tanto padres como docentes no son competentes digitalmente hablando, entonces los jóvenes crecen acostumbrados a la tecnología pero sin saber cómo sacarle provecho.

En educación no basta con saber usar la tecnología, el docente debe saber cómo integrarla en su planificación y para eso no basta con la capacitación instrumental (del uso de dispositivos y utilitarios), es necesario la capacitación informacional (gestión de información digital). Además, existen en la actualidad diferentes modelos de integración tecnológica que deben ser tomados en consideración. Finalmente, la integración (no el simple uso) debe ir acompañado de políticas institucionales que apoyen el uso de las tecnologías en las aulas.

Es inconcebible que se pregone en las escuelas y colegios que los profesores utilicen las TIC si no cuentan con una política que especifique los requerimientos de infraestructura, capacitación y cultura frente a las TIC.  Una política sobre integración de TICs garantiza que toda la comunidad educativa (autoridades, profesores, estudiantes, y padres de familia) estarán inmersos en un proceso de apropiación tecnológica. Esto implica calidad de acceso a Internet, homogeneidad en el tipo de dispositivos y aplicaciones que se utilizan (tanto en casa como en la institución), objetivos específicos de la integración tecnológica (¿Qué herramientas?, ¿Por qué integrarlas? ¿Cómo integrarlas?) etc.

Si no se cambian la visión, del uso hacia la integración, difícilmente se podrá cerrar la brecha de apropiación de tecnología.

Del uso a la integracion
Fuente: elaboración propia

 

Bibliografía:

SITEAL (2015). Avances en la integración de las TIC en los sistemas educativos latinoamericanos.

SITEAL (2014). Políticas TIC en los sistemas educativos de América Latina.

¿Cómo buscar cuando se está buscando? 3 cosas que todo docente (o padre de familia) debe saber

Existen 3 aspectos importantes que todo docente o padre de familia debe tener en mente cuando de buscar información en Internet se trata:

1. Existen ciertas estrategias de búsqueda que aplicar.

Buscar en Internet no se limita a abrir el navegador de su elección y escribir por ejemplo: “Que tipos de bosques existen en el Ecuador”, sin duda el navegador le devolverá una inmensa cantidad de resultados, pero usted seguramente no tendrá tiempo ni paciencia para llegar ni a la décima pagina de resultados. Como se puede observar en la imagen, una búsqueda con la frase anterior nos da nada más y nada menos que ¡357000 resultados!

Pantalla_buscar_google

Sin embargo, aplicando una estrategia de búsqueda como utilizar comillas y concretar la frase vemos que el número de resultados se reduce significativamente a 268 resultados, que ya es bastante menor.

Busqueda_optimizada

Existen muchas más estrategias que pueden mejorar significativamente el proceso de búsqueda en Internet, enseñar esto a nuestros alumnos o hijos les ayuda a optimizar el tiempo de búsqueda cuando deben realizar una investigación. Aprenda más

2. Antes de decir “Busquen en Internet” hay que probar los resultados

Así como los resultados pueden variar dependiendo de las estrategias de búsqueda, sabemos que Internet es un océano de información y nuestros alumnos o hijos pueden encontrase con cualquier cosa. Por esto es importante, especialmente los profesores, que realicemos búsquedas previas sobre los temas que interesa asignar como investigación, no solo para verificar que lo que se solicita existe (porque la información cambia constantemente), sino para evitar que ocurran situaciones incomodas.  Aprenda más

peligros en internet
Fuente: http://bibliociudadjaen.blogspot.com/2015/05/peligros-en-internet.html

3. Utilizar navegadores especializados

Existen en la actualidad navegadores diseñados para búsquedas educativas que permiten a los estudiantes una búsqueda más efectiva como por ejemplo: kiddle, SweetSearch, Bunis, DuckDuckgo, Instagrok etc.  Particularmente Instagrok es muy útil porque, aunque está en inglés, los resultados de la búsqueda los presenta en forma de mapa conceptual y esto lo hace más efectivo porque el estudiante puede ir más allá de lo que está buscando.

Es importante mencionar, que todos estos buscadores tienen a Google como motor de búsqueda, y entonces ¿son seguros? Diría que son más concretos y evitan que los chicos comiencen a divagar en temas que no se relacionan a sus actividades académicas.  De todas formas hay que estar conscientes que la navegación en Internet no es lineal, y un enlace puede conducir a otros y así se puede diluir la búsqueda inicial.

Estos tres aspectos planteados aquí se relacionan a las competencias digitales que hoy día es casi obligatorio que docentes, padres de familia y estudiantes posean. ¿Por qué? Porque vivimos en la era de la información y el conocimiento, y para gestionar el conocimiento en nuestro propio beneficio hay que saber buscar en primer lugar. Conozca más

Aulas digitales

En la actualidad muchas instituciones educativas hacen uso de la agenda virtual para publicar las actividades y tareas que se trabajan con los estudiantes. Sin embargo, dichas herramientas no fomentan la interacción profesor – estudiante fuera del aula. Situación sobre la que muchos padres de familia suelen quejarse porque a veces no se comprenden las tareas o se presenta alguna dificultad y no se puede consultar al profesor. Aunque muchos profesores reclaman su derecho a que se respete la jornada laboral, no es menos cierto que existe la tendencia a abrir las fronteras de las aulas tradicionales; esto se puede lograr gracias a las aulas digitales.

Las aulas digitales son espacios en los cuales los profesores pueden interactuar con estudiantes y padres de familia de manera más segura, hacer seguimiento de las tareas asignadas, y proveer retroalimentación a los estudiantes. En esta publicación se describen dos aulas digitales en las cuales la interacción se asemeja a la famosa red social Facebook, que hoy los estudiantes están habituados a manejar.

Edoome

Esta aula digital ofrece acceso a profesores y estudiantes. La versión gratuita permite al profesor interactuar con sus alumnos y crear diferentes aulas ilimitadas, mientras que la versión de pago ofrece la posibilidad de colaborar con otros profesores.

edoome imagen

Las interacción en las aulas es similar al muro de Facebook, el profesor publica comentarios y los estudiantes replican o dan like. Se puede publicar mensajes, compartir recursos y publicar en otras aulas; también, se pueden asignar tareas, evaluaciones y calificarlas.

Para que los estudiantes puedan acceder, el profesor debe compartir el código del aula enviando un correo electrónico, de esta manera el estudiante no necesita registrase en el sitio; simplemente accede con el código.

En las opciones de configuración el profesor puede especificar si desea recibir notificaciones en su correo sobre publicaciones, documentos, tareas o calificaciones de los estudiantes.

Easyclass

Es una aula digital más completa que Edoome y permite al profesor hacer publicaciones asignar tareas, subir recursos y links para compartir con los estudiantes. Dispone de un calendario para agendar fechas de entrega de trabajos, lecciones, y diferentes tipos de eventos.

easyclass imagen

Ofrece la posibilidad de crear grupos de profesores que son útiles cuando dictan las mismas materias. También es posible mantener comunicación con los estudiantes a través de un correo interno del aula, en el que se pueden adjuntar recursos, archivos y links.

 Cada clase cuenta con una lista de características como son: muro, foro de discusión, tareas, lecciones, calificaciones, lista de estudiantes, y librería.  Para invitar a los estudiantes se envía un email con el código de la clase.

Ambas aulas digitales ofrecen una interfaz sencilla y de fácil navegación. También se puede configurar el idioma para hacer más fácil la navegación.

Las aulas digitales son una buena alternativa para los docentes que buscan despertar en los estudiantes mayor interés en las materias. Mejoran la relación del profesor con los estudiantes y padres de familia porque les da mayor participación en las actividades que normalmente se cierran a las cuatro paredes del aula.  Se las puede utilizar para invertir el aula (flipped classroom) o implementar aprendizaje basado en proyectos o semi-presencial (blended learning).

La oferta existente de aulas digitales es muy variada, solo es cuestión de investigar, como profesor, que posibilidades ayudan a mejorar la educación de los estudiantes del siglo XXI.

¡Aprenda más!