Ingles para quienes hablan español

Se habla de “Ingles como lengua extranjera” cuando el inglés no es el idioma oficial (Littlewood, 2006). En países como Ecuador y otros, en que el idioma oficial es el español, existe mucho interés por el aprendizaje del inglés y se promociona la educación bilingüe en escuelas y colegios, así como también se ofertan infinidad de cursos en institutos enfocados en que niños y adultos puedan hablar en inglés.

Sin embargo, suele pasar que el inglés que se habla en las escuelas o colegios muchas veces se queda en el aula, los chicos llegan a sus casas y no tienen con quien hablar, no leen en inglés y al siguiente año lectivo los profesores se encuentran con que la mayoría de sus alumnos no recuerdan ni lo más básico del inglés.

Algo similar sucede con quienes estudian en institutos, se aprende con muchos recursos y se fomenta el inglés comunicativo, pero al salir a la rutina diaria no existe aplicación práctica. Como consecuencia la inversión que se hace en pagar un curso no se recupera porque no se logra la meta: hablar fluidamente.

¿Que hacer entonces? Hay que considerar 3 aspectos. En primer lugar es importante conocer que el inglés tiene 4 habilidades del lenguaje: lectura, escritura, escucha, y habla (reading, writing, speaking, listening). Estas habilidades a su vez se las clasifica en: productivas y de recepción (Nunan, 1999). Las habilidades de recepción son lectura y escucha (reading y listening) porque a través de ellas aprendemos vocabulario y desarrollamos la comprensión del idioma. Las otras dos habilidades, escritura y habla son productivas, porque con ellas nos expresamos y comunicamos en inglés.

Fuente: tichervirtual.com
Fuente: tichervirtual.com

En segundo lugar, hay que comprender que las actividades de recepción son la base para desarrollar las actividades de producción, esto es, sin leer y sin escuchar inglés continuamente, difícilmente podremos escribir y hablar.

El tercer aspecto es buscar oportunidades para practicar el idioma. ¿Cómo? Comprando libros en inglés, subscribiéndose a sitios con material para leer y escuchar, inscribirse en un club de inglés, o practicando la escritura en inglés. Esta última actividad brinda excelentes oportunidades para quienes están en proceso de aprendizaje porque entrena al cerebro a ir conectando estructuras. Además, es un gran ejercicio para desarrollar el pensamiento crítico ya que escribir demanda mucho esfuerzo para expresar ideas y coordinar el trabajo cerebro-ojo-mano (Raimes, 1983).

Escribir en inglés no tiene porque ser aburrido ya que hoy en día existen muchas herramientas interactivas para producir contenido y practicar no solo la escritura, sino las otras habilidades del lenguaje. De igual forma existe mucho contenido para entrenar el oído y mejorar la pronunciación.

Referencias:

Littlewood, W. (2006). Foreign and second language learning. Cambridge: Cambridge University Press.

Nunan, D. (1999). Second language teaching and learning. Boston: Heinle & Heinle Publishers.

Raimes, A. (1983). Techniques in teaching writing. New York: Oxford University Press.

¡DESCARGA LOS 4 TIPS PARA APRENDER INGLÉS! ¡GRATIS!