Sobre la creatividad

Creatividad en la enseñanza es un factor importante porque nos permite, como profesores, ofrecer a nuestros estudiantes oportunidades de aprendizaje que sean recordadas e internalizadas.

¿Qué es la creatividad?

Según la definición de la página definicion.de la creatividad conlleva una habilidad para crear o para llevar a cabo procesos o actividades de una manera diferente a la que normalmente estamos habituados, y nos permite lograr lo que anhelamos con mayor rapidez.

En otra definición dada en el sitio definicionabc encontramos que a la creatividad también se la conoce como pensamiento original, inventiva, o pensamiento creativo y hace posible que las personas realicemos transformaciones o demos soluciones creativas a problemas que buscamos resolver, y pare esto deberemos utilizar procedimientos o herramientas que nos permitan logras los cambios que buscamos.

¿Quienes son más creativos, los niños o los adultos?

Generalmente, la creatividad se asocia con los niños porque tienen más tendencia a fantasear, son espontáneos, su imaginación no está limitada por las preocupaciones y tensiones que tiene un adulto. Además, demuestran mayor confianza en los demás, son más curiosos, tienen menos miedo al fracaso, y poseen una gran curiosidad.

Pero, de acuerdo con el sitio Neuronilla los adultos también pueden ser altamente creativos por otras características como mayor conocimiento, experiencia, análisis de situaciones, y porque en general las cualidades que demostramos como niños siguen estando de alguna forma presente pero, como indica el sitio, de manera dormida esperando activarse en algún momento.

Personalmente considero que la creatividad, como adultos, depende mucho de la curiosidad que sintamos sobre lo que nos rodea y de la ganas que tengamos de realizar cambios, de querer que las cosas funcionen de manera diferente. Bien dicen que cuando un adulto pasa por situaciones difíciles, como las que atravesamos durante esta pandemia, nos volvemos creativos porque tenemos la necesidad de salir adelante.

¿Se puede desarrollar la creatividad en el aula?

¡Por supuesto! ¡Claro que se puede desarrollar la creatividad en el aula, lo podemos hacer utilizando diferentes estrategias como uso de imágenes disruptivas para generar nuevas perspectivas, utilizando preguntas abiertas, dando espacio a nuestros estudiantes para que pregunten, creando oportunidades aprendizaje que motiven su curiosidad, motivándoos a explorar sus niveles de creatividad a través de la reflexión e introspección.

Actualmente el uso de metodologías activas como el Aprendizaje Basado en Problemas o en Proyectos estimula mucho la creatividad de los estudiantes porque los ponemos en situaciones en que deben indagar, colaborar, y analizar como proveer soluciones creativa a problemas reales. También, el uso de diferentes recursos de aprendizaje los motiva a ser creativos y a desarrollar diferentes tipos de habilidades, la motivación a tomar riesgos es otra fuente de creatividad, así como la meditación o el mindfulness que les permite despejar la mente del ruido cotidiano y llenarla de ideas nuevas.

¿Por qué es importante fomentar el desarrollo de la creatividad?

Ya que la creatividad es la habilidad que nos permite lograr cambios y transformaciones, es importante fomentarla porque así podemos generar mejores propuestas de aprendizaje y desarrollo en las personas creando soluciones innovadoras a problemáticas comunes. Por lo tanto, la creatividad es necesaria para el progreso de la sociedad y para el bienestar de las personas, permite generar mayor interés en lo que hacemos porque cuando nos volvemos creativos nos sentimos motivados y entusiasmados a hacer mejor las cosas.

Desde pequeña mis padres siempre me motivaron a encontrar soluciones “locas”, como aún lo dicen, y siempre me decían que por más loca que la solución parezca siempre tiene alguna utilidad. Eso lo he aplicado siempre en mi trabajo, por ejemplo, cuando hacía programación de páginas web siempre debía pensar que había formas poco convencionales de lograr que las funciones se ejecuten, especialmente si la forma normal de programar no funcionaba por algún motivo.

En el campo de la enseñanza del inglés también he aplicado el mismo principio pero generalmente se ve restringido por las políticas de las instituciones donde he laborado. Sin embargo, recuerdo en una de mis últimas clases que junto con los estudiantes ideamos como evaluar una actividad de speaking y entre todos llegamos al consenso que  como la temática era comida saludable (healthy food) iban a trabajar en grupos para simular una comida en un restaurante y podían llevar o crear platos utilizando recortes de periódicos o revistas. Al final, elaboraron unos menús, carteles, y otros objetos con una creatividad increíble. ¿Cual fue la transformación? Lograron comprender como se utilizan los cuantificadores de manera divertida y significativa porque a partir de sus propia creatividad generaron la experiencia de aprendizaje.

Leave a Comment